El Gobierno saca adelante en el Pleno un paquete de ventajas fiscales para dinamizar el rural y favorecer la igualdad de oportunidades

Luz verde al cambio de tres ordenanzas para bonificar en un 95% el IBI de las explotaciones agroganaderas, y eximir del copagamiento de comida en el hogar a personas en riesgo de exclusión social y de determinadas matrículas al alumnado de la Escuela Municipal de Música

Aprobada la exención del IBI de cinco centros sanitarios a la Xunta durante seis años para afrontar la equipación del nuevo auditorio

Viernes, 27 de octubre de 2017
Fuente: 
Gabinete de Prensa

El Gobierno de Lugo consiguió sacar adelante en el Pleno ordinario de este jueves un paquete de ventajas fiscales para dinamizar el medio rural y contribuir a la igualdad de oportunidades de los vecinos y vecinas más desfavorecidos.

De este modo, la Corporación, la propuesta del Ejecutivo de Lara Méndez, aprobó  implantar una bonificación del 95% en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de las construcciones destinadas a actividades económicas agrarias o ganaderas pertenecientes al sector primario "con el fin de dinamizar social y económicamente el rural", que representa el 80% del territorio del municipio y el 20% de la población", subrayó la Concejal de Economía.

Con esta medida "damos cumplimiento a un acuerdo plenario, y avanzamos en nuestro firme compromiso con el rural. Hacemos un esfuerzo importante porque queremos ofrecer más facilidades, en este caso a través de medidas fiscales, a aquellas personas, colectivos y actividades económicas que tienen menos apoyo y recursos", subrayó Prieto.

De hecho, añadió la edil, esta bonificación del 95% de la cuota íntegra del IBI a los bienes inmuebles nos cuáles se desarrollen actividades agrícolas o ganaderas, se suma a la reducción de un 50%, ya en vigor, del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) para los solicitantes de licencias destinadas la explotaciones ganaderas, agrícolas y forestales.

Comida en el hogar

El Pleno aprobó también modificar la norma reguladora de las tasas por las prestaciones del Servicio de Comida en el Hogar con el fin de "eximir del copagamiento en los casos en que el motivo que origina esta prestación sea una problemática de exclusión social, desestructuración familiar o pobreza infantil, circunstancia que deberá ser debidamente justificada en el correspondiente informe social". Ana Prieto enmarcó esta propuesta "en el compromiso del Gobierno con las políticas sociales para que nadie se quede atrás"; de hecho, el Ayuntamiento de Lugo "es el primero de Galicia en inversión social y el cuarto de toda España".

Otro de los acuerdos adoptados por la Corporación fue el cambio de la ordenanza que regula el precio público por la prestación de los servicios de la Escuela Municipal de Música, consistente en la implantación de la matrícula gratis en las materias del Bloque D para el alumnado que ya había superado los 6 años de permanencia en el centro en su materia instrumental, y también para los que ya estén matriculados en una o más materias de cualquiera del resto de los bloques.

Equipación del nuevo auditorio

Por otra parte, el Pleno acordó la modificación de la ordenanza reguladora del IBI, con el fin de eximir de este impuesto a la Administración autonómica durante seis años, la razón de 600.000 euros/año, en cinco centros sanitarios: la residencia  de las Gándaras, el HULA y los centros de Curros Enríquez, Fontelo y Fontiñas, con el fin de afrontar la financiación del nuevo auditorio. Ante las críticas de Lugonovo, BNG, Ciudadanos y ACE, la Concejal de Economía recordó que "había ciertamente un tiempo muerto para la dotación de la equipación del auditorio que no podíamos permitir, y la Alcaldesa lo desbloqueó y consiguió  una solución digna que nos va a permitir disfrutar a todos los lucenses del auditorio que merecemos".

Prieto recordó además que este tipo de exenciones se aplican en otras localidades gallegas, como es el caso del Ayuntamiento de Pontevedra para la ampliación del hospital de Montecelo.

Ausencias

El debate y aprobación de todas estas medidas se produjo con la ausencia de los grupos municipales de Lugonovo, BNG y ACE, que decidieron salir del Salón de Plenos por la propuesta de eximir del IBI a la Xunta para garantizar la equipación del auditorio, una decisión que lamentó Ana Prieto "porque renunciaron a aprobar la bonificación del 95% del IBI a las explotaciones del rural, a la exención del copago del servicio de comida en el hogar a personas en riesgo de exclusión social y a la gratuidad de matrículas en la Escuela de Música". 

Audio

Noticias relacionadas